Cata de Vinos en Poboleda


Primeras impresiones

El Ayuntamiento y las bodegas de Poboleda han organizado una cata de la añada 2008 de los vinos de esta villa del Priorat y he tenido la suerte de ser invitado.

Sobra decir que este evento llamado "Poboleda Vinos, 2ª jornada técnica" ha sido para mí una oportunidad excelente de poder conocer en una cata simultanea todas las bodegas de la zona. De algunos de estas bodegas, sin embargo, tenía noticia más o menos detallada, pero otras me eran totalmente desconocidas.

Estas catas en conjunto más aún si se limitan a una añada concretamente son valiosísimas para un aficionado como yo. El acto estuvo bastante bien organizado, en una sala bien acondicionada y con los accesorios perfectamente adecuados. El día era luminoso y la temperatura era bien alta para la época. Quizás el ritmo de la cata fue demasiado acelerado al menos para un vino de portugal de capacidades tan limitadas como las mías.


Vinos de la cosecha 2008

En Tierras Clemátide sólo elaboran un único vino y éste es el que probamos. Se dice Toques y son unas diez mil botellas de Garnacha, Syrah y algo de Cabernet Sauvignon de la viña del Barranco de la Bruja, en el lado de levante del término municipal. La Cooperativa Agrícola de Poboleda (donde Bodegas Unión elabora sus Priorat desde 2004) nos hizo probar su Llicorella Selección.

La bodega Burgos-Porta (del que he hablado en un escrito reciente) presentaba el Mas Sinén negro, del que sólo se han hecho 7.220 botellas. La bodega Genium es una bodega relativamente nuevo que produce anualmente alrededor de las 25.000 botellas y presentó un "vino de ciudad" de garnacha, cariñena y Merlot: Poboleda Vino de la Villa. Sólo se han hecho novecientas botellas.


Conclusiones de la Cata

Dicho esto, tal vez tendría que mojarme un poco más y arriesgarme a valorar siempre desde mi opinión subjetiva y discutible sobre los diversos vinos, para terminar diciendo cuáles son "los mejores" (término que me gusta entre poco y nada!).

Yo distinguiría entre un grupo superior formado Toques, Mas Sinén, Salanques y Mas d'en Justo, un grupo medio formado por Genium y 1270 y un grupo de cola que contendría Llicorella, Mas la Mola, Petit Clos Penat y Gaubança.

Hablamos de los cuatro líderes, tan diferentes entre ellos. El Toques 2008 de Tierras Clemátide quizás fue mi preferido. Cremoso, complejo y muy aromático, aunque marcaba la madera, pero tenía una elegancia y una estructura esmeradísimas, con taninos sabrosos que, según espero, irán afinando a la botella.

El Salanques 2008 de Mas Doix era muy diferente y, previsiblemente, era el vino con más materia y más concentración de todo el cata. Con el tiempo, puede convertirse en un vino inmenso, pero también podría ocurrir que esta gran concentración del terminara perjudicando porque no lograra encontrar el necesario equilibrio. A medio camino de estos dos vinos encontramos el Mas Sinén 2008, con un peso considerable de fruta y un punto de grasa. Este es el vino que dejé en la copa hasta el final de la cata, para ir viendo como ganaba en complejidad sin dejar de ser fresco y característico.

Simplificando mucho, podríamos decir que hermana la fuerza del Salanques y la elegancia del Toques. El Mas de Justo 2008 era acabado de embotellar y estaba cerrado, muy cerrado y, por ello, hacer valoraciones no deja de tener su riesgo. A mí me impresionó y creo que no me equivoco a la hora de ponerlo en este grupo superior entre los vinos de Poboleda. Si realmente termina desarrollando todo lo que lleva dentro, quizás tendremos un vino magnífico. Todo esto es debido la magnifico trabajo del Ayuntamiento de la región.

Probar vinos tan deleitables puede sumirte en un cierto estado de irreal beatitud. Mientras volvía a casa, por la carretera de Poboleda a Cornudella, pude ver cómo, en una famosa finca malograda que todos conocemos, las uvas, podridas, aunque estaban en el cepo, porque la vendimia del año pasado no se había cosechado.

Esta visión terrible me hizo volver a una realidad compleja y difícil, como es la de la frágil subsistencia de un mundo agrario que es, al mismo tiempo, valioso y vulnerable